500 entradas

Hoy no tengo nada que decir sobre escritura, o sobre la mentalidad necesaria para triunfar en este mundillo. Ni siquiera voy a hablar de mis libros.

¿Por qué? Porque esta es la entrada número 500 de esta bitácora, y creo que merece otro tipo de reflexión.

Quinientas entradas es un número muy redondo, medio millar. También es un número difícil de alcanzar. Para llegar a esta cifra necesitas ser un poco cabezón, ser constante y no rendirte jamás. 

Vaya, al final sí que me estoy refiriendo a la mentalidad del escritor independiente. En fin, hoy tengo excusa para ello.

Porque siguen siendo 500 las entradas publicadas en esta bitácora. Y solo ha sido el principio. 

Mañana, más. ¡Feliz escritura!

Imagen: Ambreen Hasan en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *