Empezar de nuevo

 

Después de una semana de ausencia estoy de vuelta. No sé si alguien me habrá echado de menos, pero voy a dar algunas explicaciones para mi ausencia. Que nadie las pida es lo de menos, al fin y al cabo esta es mi bitácora y escribo lo que quiero.

Uno de mis objetivos para este trimestre es acumular una cierta cantidad de entradas para tener un colchón de publicación, como expliqué aquí, y uno de los motivos era evitar semanas sabáticas como la que acaba de terminar. El motivo primordial para esas semanas es que, por la razón que sea, no he llegado a tiempo para escribir la entrada que toca para ese día. Desde que empecé a publicar martes y viernes, he sido bastante regular y a eso ha ayudado que sea una cita fija a la semana.

He tenido varios patrones de publicación en estos años y ha sido este, después de tanto tiempo, el que parece que mejor me funciona, o al menos con el que más cómodo me siento. En muchas ocasiones, el hecho de saber que cada martes y cada viernes toca entrada, apetezca o no apetezca, ha sido el único motivo para ponerme frente al ordenador y escribir y programar la entrada correspondiente. No quería romper la cadena de publicación que ves en la imagen superior, el truco Seinfeld para fomentar la productividad.

Y sin embargo, la he roto no una, sino dos veces, por la sencilla razón de que uno no es una máquina y a veces ni el hábito más arraigado logra arrastrarme ante la pantalla, sea por motivos externos (muchos más de los que puedo contar aquí) o por motivos internos (la Resistencia, principalmente). Pero uno ya va siendo perro viejo, así que tenía previsto esos parones y los convertía en semanas sabáticas. Si veo que no llego a escribir el post que toca el martes me tomo la semana completa sabática. Tan simple como eso.

De esa manera, puedo llenar de nuevo la pila de creatividad bloguera sin sentirme forzado. Además, no es algo que pueda decidir cada vez que me apetece —créeme, muchas semanas serían sabáticas si no me forzara—, tiene sus propias reglas establecidas por mí. Puedo tomar una semana sabática por cada trimestre del año, ni una más. La que acaba de terminar es la del segundo trimestre, así que no puedo tomarme otra como mínimo hasta julio. Con ello tendré un máximo de cuatro semanas sabáticas al año, lo que viene a ser el mes de vacaciones que en otros blogs se toman seguido. La única diferencia es que yo lo hago por partes.

Porque esta bitácora no parará durante los meses de verano (invierno en el hemisferio sur donde resido), por mucho que tradicionalmente sean una época de vacas flacas para las visitas y páginas vistas. Dado que mi objetivo con esta bitácora no es ese sino, te recuerdo, compartir con sinceridad el estado de mi carrera y lo que aprenda de este oficio, esos parámetros son secundarios. Por eso nunca me oirás hablar de las visitas diarias que recibe esta bitácora o el número de páginas vistas. Ese no es su objetivo y no se llama Confesiones de un escritor por casualidad.

Aunque las entradas de «baños de realidad» como las definió Enrique seguirán apareciendo, las que definen esta bitácora y le dan razón de ser son aquellas como esta en las que me siento a tu lado y me confieso. Y no solo las escritas en primera persona, sino las más «técnicas» como los balances mensuales, las entradas de objetivos o la trastienda. En todas ellas hago honor al nombre de esta bitácora y me confieso ante ti, contándote cómo va mi carrera y por qué tomo las decisiones que tomo. Equivocadas o acertadas es lo de menos, lo importante es el camino.

Y como decía Tolkien, el camino sigue y sigue. Nos leemos el próximo viernes.

¡Feliz escritura!

Imagen: Julentto Photography vía Unsplash.

¿Quieres recibir más entradas de Miguel Ángel Alonso Pulido?

¿Quieres recibir más entradas de Miguel Ángel Alonso Pulido?

Únete a la lista de suscriptores para recibir las últimas entradas directamente en tu correo electrónico.

¡Gracias! Desde hoy recibirás cada entrada que publique directamente en tu buzón de correo.

  8 comments for “Empezar de nuevo

  1. 23/05/2017 at 8:35 am

    Bueno, Miguel Angel.

    Por esas mismas razones no me animo yo a comenzar con mi blog, he intentado dos veces escribir un par de articulos y guardarlos como reserva antes de lanzar mi blog, pero me doy cuenta de que esto es algo que me va a robar muchas horas de hacer lo que de verdad me apasiona, escribir mis historias. Y eso me hace echarme para atras a la hora de empezar definitivamente un blog.

    • Miguel Ángel
      24/05/2017 at 2:35 pm

      Te comprendo, Alex. Un blog puede ocuparte mucho tiempo que quizá rindiese mejor si se dedicase a la escritura, pero también te da sus satisfacciones, todo sea dicho. Lo importante es saber dónde te metes y aceptarlo solo si está en consonancia con tus metas. En mi caso, el blog es un pilar para una de mis metas y además es algo que me gusta hacer. Para ti es diferente, por lo que no te compliques y dedícate a tus historias; siempre puedes empezar con el blog más adelante si finalmente cambias de opinión.

      ¡Un abrazo y gracias por la visita y el comentario!

  2. 23/05/2017 at 9:48 am

    Yo sí que te había echado de menos. Pensaba ¿dónde estará Miguel Ángel?
    Me alegro de que estés de vuelta, un abrazo!

    • Miguel Ángel
      24/05/2017 at 2:35 pm

      Ahora si desaparezco durante unos días ya sabes por qué, jejejeje… ¡Otro abrazo para ti, Raquel!

  3. 23/05/2017 at 12:34 pm

    Seguro que más de uno si que echaba en falta tener noticias tuyas. Ya decía yo que me resultaba raro no recibir la correspondiente entrada el martes y viernes de la semana pasada. Hasta me dio por mirar en la carpeta de spam por si acaso el correo se había allí por casualidad xD. Haces bien en descansar de vez en cuando para desconectar, coger perspectiva y volver con más fuerza. Si lo planificas con tiempo como haces tú el blog no se resentirá (con un mes de vacaciones quizá sí, aunque para eso está la opción de escribir las entradas con antelación y programarlas).

    Desde luego yo seguiré con ganas todo lo que compartas. Aparte de los artículos como los del otro día (gracias por la mención), y el pedazo de manual de Scrivener que tienes, sigo con atención los balances de escritura y todas las experiencias que compartes sobre el aspecto comercial del oficio (estrategias de ventas, seguimiento y análisis de las mismas, promociones, opciones de autopublicación, etc.). Es un curso acelerado sobre la faceta de empresario que lleva aparejada ser un escritor del siglo XXI. Aunque aún no he publicado ningún libro ni tengo hecha mi propia página, he interiorizado bien para el futuro todo lo que nos cuentas. Así que gracias por compartir tanta información de calidad.

    Un abrazo desde España.

    • Miguel Ángel
      24/05/2017 at 2:39 pm

      Hola, Enrique. Sigo luchando contra los elementos para poder generar un colchón de entradas en el blog y así evitar estas semanas sabáticas. Si nada se tuerce, en el futuro serán cada vez menos frecuentes. Muchas gracias a ti por disfrutar con los textos de esta humilde bitácora. Me alegra que te sean de utilidad y que sirvan de ayuda para tu futura carrera si te metes en esto. Contigo puedo decir por fin que mi meta de compartir con sinceridad el estado de mi carrera y lo que aprenda de este oficio se está cumpliendo.

      ¡Otro abrazo para ti desde Chile y muchas gracias por la visita y el comentario!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Lista de Avisos de

Miguel Ángel Alonso Pulido

¿Quieres enterarte antes de nadie de mis nuevos libros y relatos?

Suscríbete y además de ser avisado con anticipación de las novedades que publique, podrás elegir el libro que quieras de mi catálogo y te lo mando en formato epub o mobi, en regalo.

Tan solo rellena los campos que ves abajo y luego mándame un correo a info@miguelangelalonsopulido.com con el libro que quieres. Tan simple como eso, ¿te animas?

Ya está, ahora mándame un correo a info@miguelangelalonsopulido.com con el libro y formato que quieres y te lo mandaré lo antes posible. ¡Muchas gracias!