En ocasiones, yo también veo muertos

Desde que Amazon incorporó en España su característica de Echa un vistazo, me gusta ojear los títulos que están a la venta, tanto en la categoría de Ciencia Ficción como en las otras. Al fin y al cabo, es la versión actualizada de ojear los libros en la librería física, algo para lo cual tengo cada vez menos tiempo. Revisando esos títulos, sus descripciones y leyendo sus primeras páginas me ha servido para decidirme en la compra de más de un título o para comprobar que no era un libro para mí, por un motivo u otro.

El auge de la autopublicacion ha hecho que muchos escritores noveles se hayan lanzado a la aventura de escribir un libro y publicarlo. Aunque hay muchos títulos publicados electrónicamente cuya edición está por debajo de la media (y eso siendo generosos), con el tiempo estoy comprobando que, cada vez mas, los nuevos autores se preocupan por tener una buena portada, por escribir una buena sinopsis y por cuidar el interior del libro. No sé si mi serie Cómo autopublicar tu libro habrá tenido algo que ver pero, de manera egoísta, a veces pienso que sí, sobre todo cuando veo las páginas de créditos de algunos de ellos.

Pero un libro es más que el cómo está editado y, como decía el niño de El Sexto Sentido, «en ocasiones veo muertos».

En muchos de los textos a los que accedo con el Echa un vistazo, encuentro tantos fallos que dudo que sus autores los hayan releído con ojo crítico. No me refiero a las faltas de ortografía (qué también las hay, pero eso da para otro debate) sino a errores en el uso del lenguaje y en cómo contar la historia. Algunos de esos fallos también los he cometido yo, como la falta de descripciones físicas o el abuso de las exclamaciones para mostrar tensión, pero hay otros que me sorprenden por lo básicos que son.

Desde comienzos insulsos y llenos de clichés que fracasan en captar nuestra atención porque falta alguno de los tres componentes clave de la historia (un Personaje en un Escenario, con un Problema), hasta lo que podríamos llamar el «síndrome del diccionario», por el cual el autor busca siempre la palabra más florida y rebuscada que puede encontrar, pensando que eso hace su obra más «literaria». Pero el error que encuentro más veces, con diferencia, es la acumulación innecesaria de palabras.

Hay textos en los que hay párrafo tras párrafo absolutamente innecesario, que no aporta nada a la historia y que solo sirve para que el libro llegue a un determinado grosor. Para un escritor novel (e incluso para los no tan noveles), es muy difícil descartar parte del texto que has escrito, pero es algo necesario. Creo que fue Faulkner quien lo resumió mejor que nadie. «Kill your darlings», decía, «Mata a tus queridas (palabras)».

Es muy sencillo escribir más palabras de las necesarias, por lo que hay que estar muy atento para evitarlo. Esto puedes conseguirlo si revisas de forma crítica tus textos después de escribirlos, pero no funcionará si te engañas a ti mismo/a. La pregunta más dura que nunca me he hecho como escritor ha sido «¿De verdad necesitas esto?». En la inmensa mayoría de las ocasiones, la respuesta será no.

No obstante, no pienses que has perdido el tiempo en escribir todo eso que ahora debes borrar. Cualquier artista en cualquier disciplina debe practicar muchas horas antes de alcanzar un mínimo de maestría, por lo que es normal que sus primeros resultados sean desde malos a horrendos. Piensa que todo ese exceso de descripción o ese monólogo interno, tan bonito pero totalmente irrelevante, te ha servido como práctica y eso quedará dentro de las cosas que has aprendido. Y la lección más valiosa que aprenderás de ellos será el darte cuenta de que no los necesitas.

La práctica y la lectura crítica de tus textos hará que estos tengan cada vez menos adornos innecesarios y la clave para acelerar ese proceso está en ti. No puedes afrontar la hoja en blanco pensando que vas a crear una obra maestra; eso es algo que juzgarán tus lectores y la posteridad, no tú. Lo que debes hacer es escribir el mejor texto que puedas en ese momento y ser consciente de que puedes mejorarlo si lo revisas; si eres constante, te sorprenderá descubrir que, por muy bueno que sea, palidecerá al lado de todo lo que escribirás en el futuro.

¿Quieres recibir más entradas de Miguel Ángel Alonso Pulido?

¿Quieres recibir más entradas de Miguel Ángel Alonso Pulido?

Únete a la lista de suscriptores para recibir las últimas entradas directamente en tu correo electrónico.

¡Gracias! Desde hoy recibirás cada entrada que publique directamente en tu buzón de correo.

  3 comments for “En ocasiones, yo también veo muertos

  1. 08/09/2015 at 6:44 pm

    Es muy complejo el tema. A mi me ocurre al revés, tardo tanto en montar un párrafo porque mis palabras vienen a cuenta gotas pero ya digeridas. Debo aprender a desarrollar y luego cortar lo que no sirva, como para acelerar el proceso de escritura y generar más tiempo para la edición de los texto.

    Por otro lado, acabo de terminar de leer El Código Negro y me deleitó lo que duró. Es más, buena historia para montar una mesa de Rol futurista. Nos estamos leyendo!

    • Miguel Ángel
      08/09/2015 at 11:10 pm

      Así es, Exequiel, es un tema complejo y cada escritor es diferente, pero lo importante es saber detectar los fallos que cometemos e interiorizarlos en nuestro proceso de escritura para no cometerlos de nuevo. Yo lo estoy consiguiendo poco a poco, así que cualquiera puede. Me alegra que te haya gustado Código Negro. ¡Nos leemos!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Lista de Avisos de
Miguel Ángel Alonso Pulido

Lista de Avisos de

Miguel Ángel Alonso Pulido

¿Quieres enterarte antes de nadie de mis nuevos libros y relatos? Suscríbete y además de ser avisado con anticipación de las novedades que publique, recibirás un avance exclusivo de 30.000 palabras de mi próximo libro, Prisioneros del Futuro

¡Muchas gracias! En breve recibirás un correo para que confirmes tu suscripción.