El estado de la Nación Kindle II. La industria en la sombra


Entre los muchos cambios de mentalidad que debes afrontar si quieres intentar ganarte la vida como escritor independiente, se encuentra uno muy importante y del que ya he hablado en alguna ocasión. Desde el momento en que publicas tu libro de forma independiente, para bien o para mal, no eres solo un escritor. Te has convertido en una empresa, lo que significa que se te aplican todas las reglas del mundo empresarial, quieras o no. Y para prosperar, las empresas deben estar al tanto de todo lo que ocurre en su área de negocio, porque confiar en que el día de mañana las cosas serán igual que hoy es un error que pagarás tarde o temprano.

Por eso, todo escritor independiente debe estar al tanto de lo que ocurre en este mundillo. De ahí que cuando leo un titular como «Y el libro electrónico echa el freno», también leo la noticia, al igual que deberías hacer tú. Como miembro de la Nación Kindle, sabes que el grueso de nuestras ventas está en el libro electrónico y no en el papel, por lo que debes estar atento a cualquier cambio en esa situación.

Pero también debes desarrollar un buen criterio para separar el grano de la paja, y las informaciones interesadas de las que no lo son. A mi favor juega que vengo del mundo de la comunicación y del periodismo, y sé cómo funciona, pero en realidad lo único que te hace falta es sentido común y saber algunas cuestiones básicas como que, en periodismo, debes fijarte siempre en las fuentes; si alguien no las cita y no enlaza, no creas nada de lo que dice. La noticia que he indicado sí lo hace, así que es fiable: esas fuentes son Nielsen Bookscan y la APP (Association of American Publishers). Y ahí es cuando deben sonar tus alarmas.

Nielsen Bookscan —como puedes ver en este post de Mariana Eguaras— es una herramienta para medir la venta de ejemplares impresos, no de libros electrónicos. La APP es la Asociación de Editoriales Estadounidenses, que representa a las cinco grandes editoriales norteamericanas, por lo que cualquier estudio que presenta es sospechoso de estar sesgado.

De hecho, la noticia de que las ventas de libros electrónicos están cayendo la he leído bastantes veces en los últimos dos años, por lo que incluso si las fuentes fueran entidades imparciales seguiría manteniéndola en cuarentena. Aunque siga comportándose como si lo fuera, la industria editorial tradicional ya no es el único actor en el mundo de la publicación; hay una parte oculta, la industria en la sombra.

La industria en la sombra

El término de shadow industry o industria en la sombra fue acuñado por primera vez por J. A. Konrath, uno de los pioneros de la autopublicación en Estados Unidos. Konrath se refiere de esa manera a los escritores autopublicados, porque son sistemáticamente ignorados tanto por la industria tradicional como por los medios de comunicación, que se niegan a darles carta de naturaleza. Por ello, ni se molestan en tenerlos en cuenta en ninguno de sus estudios, ni se ocupan de calcular el dinero que están generando. La reciente crisis económica ha enmascarado el hecho de que el cambio de paradigma de los átomos a los bits ha provocado una revolución invisible, que está teniendo lugar bajo las narices de toda la industria, y todavía no se han dado cuenta.

Esto es así porque carecen de datos. Cada vez que veas un estudio sobre ventas de libros (impresos y/o electrónicos, da igual), preocúpate por leer la letra pequeña y cómo está hecho. Te sorprendería saber cuántos estudios sesudos son simples encuestas o cuántos de ellos se limitan a una parte del todo tabulando solo los libros que tienen ISBN.

Si no sabes que es el International Serial Book Number o ISBN, te invito a que repases esta entrada. Como verás, el ISBN solo es necesario si sacas una edición impresa de tu libro, pero no para la edición electrónica. Dado que la inmensa mayoría de libros electrónicos no tiene ISBN, es imposible que sus ventas puedan computarse en los estudios de la industria. Solo Amazon y el resto de tiendas electrónicas tienen esas cifras globales, que distribuyen a cada autor de forma individualizada.

¿Comprendes por qué todos esos estudios no son fiables? Porque cuando la Asociación de Editoriales Estadounidenses dice que las ventas de libros electrónicos están cayendo, se están refiriendo a los libros electrónicos que ellos mismos editan, en muchas ocasiones con una estrategia de precios inexistente. No pueden hablar de los libros electrónicos editados por los escritores independientes, sencillamente porque no tienen esa información.

De ahí que el término de industria en la sombra calase entre los autores del mundo anglosajón, y tengo la impresión de que en España está ocurriendo lo mismo. De la punta de lanza de los escritores independientes españoles —gente como Fernando Trujillo, Enrique Laso o Fernando Gamboa, entre otros— solo conocemos las ventas cuando las comentan en alguna entrevista o escriben algún libro, al estilo del Cómo he vendido 500.000 ebooks de Enrique Laso. Hay excepciones muy honrosas, como el caso de la escritora Mercedes Pinto, que reveló en su blog que había obtenido 12.774 euros de ganancias y vendido 5.199 libros en los primeros 135 días de su última novela, Cartas a una extraña. Más allá de eso, no sabemos nada.

Hasta que Author Earnings publique un estudio sobre el mercado español, claro está.

Author Earnings: la industria en la sombra, al descubierto 

Para arrojar luz sobre esa industria en la sombra fue creada Author Earnings. Se trata de una sociedad sin ánimo de lucro centrada en la industria editorial, que comenzó en febrero de 2014 como una colaboración entre el escritor Hugh Howey y Data Guy, pseudónimo del responsable de la parte técnica y análisis de datos. En estos más de dos años que lleva en funcionamiento, se ha convertido en una de las webs del mundillo de visita obligatoria, con más de trescientos mil visitantes únicos y casi un millón de páginas vistas.

Author Earnings utiliza un web crawler, un bot similar a los que utiliza Google para indexar la web, que recorre las páginas web de las tiendas online como Amazon o Kobo y recopila todos los datos públicos de los libros a la venta. Trabajando a una escala desconocida hasta la fecha, esos datos ofrecen una instantánea del estado de la industria mucho más precisa que las estadísticas tradicionales. En los últimos dos años, los estudios trimestrales de Author Earnings han mostrado el cambio producido por la publicación digital, además de mostrar los efectos de los cambios de precio, DRM, selección de géneros o Kindle Unlimited y estudiar el vasto y pujante sector —donde no hay ISBN— de los libros electrónicos y audiolibros.

¿Recuerdas lo que decía sobre estar al tanto de lo que sucede en el mundillo? Pues Author Earnings ha puesto patas arriba ese mundillo, poniendo los datos de la industria en la sombra al alcance de todos. Y lo bueno es que no tienes que creerte como dogma de fe todo lo que te dicen; en cada estudio, ofrecen los datos en bruto para que puedas descargarlos, estudiarlos y llegar a las mismas o diferentes conclusiones. MODO SARCASMO ON. Igualito igualito que los estudios de la Asociación de Editores Estadounidenses. MODO SARCASMO OFF.

El último informe de Author Earnings, de mayo de este año, recoge los datos de más un millón de títulos de Amazon.com. Esto incluye no solo todos los títulos de las listas de ventas en todas las categorías, sino todos los libros citados en el «Los clientes que vieron este libro también vieron» y los catálogos completos de cada autor de esos libros. Con ello, han logrado recopilar el 82% de las ventas diarias de ebooks de Amazon, un logro ya de por sí notable.

Por si fuera poco, también capturaron los datos de 900.000 libros impresos y 67.000 audiolibros, cruzando todos esos datos, lo que significa que el informe de mayo se puede considerar el informe definitivo sobre las ganancias de los autores en Amazon. Para que te hagas una idea, incluye la suma de ventas de ebook, libros impresos y audiolibros para todo escritor, independiente o publicado por una editorial, que tiene alguna venta significativa en Amazon.

Así es la clase media de escritores 

En mi anterior entrada, hablaba del surgimiento de una nueva clase media de escritores, gente que puede ganarse la vida escribiendo sin necesidad de ser ningún superventas. El último informe de Author Earnings avala esa realidad.

Haz clic para verlo más grande

El gráfico anterior indica el número de escritores que ganan más de 10.000 dólares al año de las ventas de sus libros impresos, ebooks y audiolibros. Incluye a escritores independientes, escritores publicados por pequeñas editoriales, escritores publicados por la propia Amazon y los escritores publicados por las 5 grandes editoriales estadounidenses.

La cifra total de escritores independientes que superan los 10.000 dólares anuales de ingresos es de casi diez mil personas. Cierto, con 10.000 dólares anuales (unos 9.000 euros anuales o 750 al mes) puede que vayas un poco justo, pero ya no estamos hablando de calderilla. En cualquier caso, la que nos interesa es la barra azul, que indica a los autores independientes que ganan más de 10.000 dólares al año, dependiendo de si publicaron su primer libro el siglo pasado, en la última década, el último lustro o los últimos tres años. Como verás, los autores independientes son mayoría, siempre. ¿Ocurrirá lo mismo si aumentamos el umbral de ganancias? Subamos un escalón para verlo.

Haz clic para verlo más grande

Si nos fijamos en los escritores que ganan 25.000 dólares anuales (casi 22.500 euros anuales, o 1875 euros al mes), vemos que se reproduce de nuevo el mismo esquema, con una mayoría de escritores independientes, especialmente entre los autores que han debutado en los últimos diez años, que son los que han experimentado la revolución del libro electrónico en sus propias carnes. Ahí vemos cómo más de mil seiscientos escritores independientes ganan más de 25.000 dólares anuales, frente a los más de seiscientos publicados por grandes editoriales o los más de cuatrocientos que publican con editoriales pequeñas. Y si observas las cifras de los que debutaron en los últimos cinco años, la diferencia es todavía mayor.

Lo mismo ocurre cuando ponemos el listón en los 50.000 dólares anuales (casi 45.000 euros al año, o 3.750 euros al mes), así que te voy a dejar que tú mismo veas las cifras.

Haz clic para verlo más grande

En el enlace original de Author Earnings puedes ver esos mismos gráficos con 100.000 dólares al año, 250.000 y 500.000. Aquí solo quiero mostrarte los datos del millón. Esto es, de los escritores que ganan más de un millón de dólares al año (unos 900.000 euros anuales 0 75.000 euros al mes).

Haz clic para verlo más grande

Hay veintiocho escritores en la barra púrpura más a la izquierda, correspondiente a los publicados por grandes editoriales, y todos ellos son grandes best-sellers: James Patterson, Nora Roberts, George R. R. Martin, Diana Gabaldon, David Baldacci, Danielle Steel, Stephen King, Janet Evanovich… Pero la cosa cambia cuando vamos a los escritores que debutaron en los últimos diez o cinco años, al igual que en el resto de gráficos que hemos visto.

Te dejaré a ti mismo que saques tus propias conclusiones. En cualquier caso, quiero que veas ese último gráfico, que muestra cómo hay catorce escritores independientes que en cinco años han pasado de no tener ningún libro publicado a ganar más de un millón de dólares al año con sus títulos. ¿Es o no es para soñar?

Este último caso, por supuesto, es un extremo. Prefiero que te quedes con otra cifra del estudio, la referente a todos esos escritores que ganan dinero pero nunca aparecen en las listas de venta. El estudio de Author Earnings los ha encontrado, y no son pocos. Hay cuarenta y tres escritores (treinta de ellos independientes) que ganan más de 250.000 dólares al año sin que sus libros aparezcan en las listas de ventas de Amazon. Si bajas el listón a los 50.000 dólares o más al año, hay ciento cuarenta y dos escritores (ciento cinco independientes) cuyos libros nunca aparecen en ningúna lista de ventas de Amazon y aún así se ganan bien la vida. .

Lo repito, ¿es o no es para soñar?

Sueña alto y luego trabajo duro. ¡Feliz escritura!

Imagen del encabezado: James Tarbotton vía Unsplash.

¿Quieres recibir más entradas de Miguel Ángel Alonso Pulido?

¿Quieres recibir más entradas de Miguel Ángel Alonso Pulido?

Únete a la lista de suscriptores para recibir las últimas entradas directamente en tu correo electrónico.

¡Gracias! Desde hoy recibirás cada entrada que publique directamente en tu buzón de correo.

  8 comments for “El estado de la Nación Kindle II. La industria en la sombra

  1. 28/07/2016 at 2:39 pm

    Justo anoche leía esta entrada en Pocket y quise comentar, pero desapareció el mensaje de la tableta…

    En Estados Unidos Nielsen también escanea también la venta de ebooks. Cuando realicé la entrada encontré información (que ahora no soy capaz de re-encontrar…); sin embargo, en esta entrada hay información sobre ello:
    http://www.ingenta.com/blog-article/what-nielsen-bookscan-data-tells-us-about-ebook-sales-cycles-the-ebook-plateau-2/

    Gracias por la mención, Miguel Ángel. ¡Saludos!

    • Miguel Ángel
      28/07/2016 at 6:48 pm

      Gracias a ti por la aclaración, Mariana. Bueno es saber que Nielsen se ocupa de la venta de ebooks, aunque me gustaría saber qué parámetros usa y cómo realiza esos estudios, más que nada porque, como sabes, la información de ventas en Amazon y otras tiendas de libros electrónicos brilla por su ausencia, al menos en lo que se refiere a cifras. Gracias por la visita y el comentario. ¡Salu2!

      • 29/07/2016 at 8:12 am

        BookScan tiene un funcionamiento muy básico: contabiliza las ventas de los libros (sean impresos o digitales) que se venden en distintos puntos de venta. Y, básicamente, eso es todo. Luego que crucen datos sobre qué géneros se venden más, en qué momento, etc. es otro cantar. Pero la base de BS es solo una: contabilizar las ventas. Nielsen llega a acuerdos con puntos de venta para poder realizar la contabilización. No recuerdo en qué información lo vi, pero sí que Amazon USA está entre los puntos de ventas.

        • Miguel Ángel
          29/07/2016 at 2:58 pm

          Hasta donde yo sé, los datos de ventas de libros electrónicos en Amazon (con cifras, claro está) no son públicos ni aparecen en Nielsen ni Bookscan ni ningún otro sitio, pero puede que me equivoque; si encuentras la información de referencia, no dudes en compartirla, que sería muy interesante poder contar con ellos. Author Earnings hace un trabajo de colecta masiva de los datos públicos de la web de Amazon y luego los interpreta, pero no es nada que no pudiéramos hacer tú y yo si tuviésemos un millón de años para revisar y anotar los datos de cada libro de Amazon, jejeje… Por cierto, los datos de Nielsen de los libros impresos están disponibles para los autores que publican en Amazon a través de Author Central.

          • 29/07/2016 at 3:16 pm

            He preguntado sobre esto a la persona de Nielsen que menciono en la entrada, pero no me ha contestado.
            En esta presentación http://goo.gl/StjPjS dicen tener un sistema, llamado Nielsen PubTrack Digital, para contabilizar la venta de los ebook en Estados Unidos y Reino Unido (pág. 2). Supongo que funcionará de manera similar que BookScan.

          • Miguel Ángel
            29/07/2016 at 3:50 pm

            Esperemos que tu contacto de Nielsen nos aclare ese punto. He mirado en la página de Nielsen y he llegado a“Book Sales Measurements and Analytics”; en el PDF que tienen de presentación de PubTrack Digital, hablan de más de 30 “digital publishers”, dando una lista en la que no está incluida Amazon. Además, hablan de que tienen datos de más de 240.000 títulos, que suponen el 85% de las ventas de e-books, unas cifras que no me cuadran con los datos que ofrece Amazon; sin ir más lejos, en Kindle Unlimited asegurán tener más de un millón de títulos. Mi impresión es que no tienen datos de las ventas de ebooks en Amazon, pero será mejor esperar a ver qué te contesta la persona de Nielsen.

          • 29/07/2016 at 3:58 pm

            Pues no creo que me conteste porque el correo lo leyó antes de que yo publicara la entrada en mi blog y no respondió entonces…

            Ya sabes cómo es esto del big data, que nadie quiere decir de dónde ni cómo obtienen datos de los informen que elaboran 😉 Son secretos mejor guardados que el de la receta de la Cola Cola.

          • Miguel Ángel
            29/07/2016 at 4:19 pm

            Para que luego presuman de transparencia, jajaja… En cualquier caso, ojalá nos esté leyendo y quiera sacarnos de la duda 😉 ¡Un saludo!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Lista de Avisos de
Miguel Ángel Alonso Pulido

Lista de Avisos de

Miguel Ángel Alonso Pulido

¿Quieres enterarte antes de nadie de mis nuevos libros y relatos? Suscríbete y además de ser avisado con anticipación de las novedades que publique, recibirás un avance exclusivo de 30.000 palabras de mi próximo libro, Prisioneros del Futuro

¡Muchas gracias! En breve recibirás un correo para que confirmes tu suscripción.