Es la hora del último esfuerzo

Los últimos días están siendo muy productivos en la escritura del segundo libro, y creo que va a sorprender de forma agradable a los lectores. La cuestión es que en este libro tengo una fecha límite más estricta que en La cosmonave perdida, porque a final de mes viajaré al hemisferio sur para estar con mi pareja, y quiero acabar antes el primer borrador.  Otros asuntos personales me están ocupando la mitad de la jornada, así que mi tiempo es más limitado.

Por estos motivos, y aprovechando que julio y agosto suelen ser unos meses más parados, tanto dentro como fuera de la red, voy a poner en pausa Confesiones de un escritor y con él la serie de Cómo autopublicar tu libro. Como este domingo he acabado con la segunda parte de la serie, es un buen momento en el que parar y concentrarme de lleno en la escritura, para poder cumplir con los plazos que me he impuesto.

A finales del mes que viene volveré a la actividad en esta bitácora. Mientras tanto, seguiré activo en mi cuenta de Twitter, por si os apetece decirme algo, o estar al corriente de la evolución del segundo libro, que voy detallando en tuits como este:


Es la hora del último esfuerzo, así que a por ello. ¡Y feliz verano a todos!

Imagen: Linh Nguyen vía Unsplash.