Mes: enero 2018

Está en tus manos

La triste realidad es que no necesitas mucho para parecer productivo ante los ojos de los demás. Digo triste porque lo cierto es que son pocos los que trabajan con esfuerzo y constancia. Como son tan pocos, normalmente parecen dioses lejos de los mortales, pero son humanos como tú y yo. Sentarte frente a tu ordenador y escribir aunque sean…

Tu reputación

Todos nosotros —y yo el primero— nos llenamos la boca con todos los proyectos que queremos realizar.  Anunciamos ambiciosos calendarios para el año o más allá. Incluso he visto escritores que anuncian en detalle sus proyectos para los próximos cinco años. Todo eso está muy bien, pero por pura lógica no debemos esperar nada de ello. Nadie nos va a aplaudir…

No te pares

Cuando tienes una tarea ingente por delante, es fácil sentirse abrumado, incluso paralizado.  El truco, como ya deberías saber, es comerse el elefante. Y no pensar más allá de tu horizonte cercano. A la hora de escribir un libro ocurre lo mismo. En mi caso, La Guerra del Ayer va con retraso, pero voy avanzando poco a poco. Es normal que ocurran…

El mejor momento

En tu carrera literaria, y en la vida, tenderás a elegir el camino más sencillo.  En ese sentido, nos comportamos igual que un río, siguiendo los accidentes geográficos y avanzando siempre hacia delante. El problema es cuando el camino más sencillo, el que nos marca el terreno, nos hace dar una enorme e innecesaria vuelta.  Cuando lleguen las curvas, tendrás…

La ecuación del esfuerzo

Quieres escribir y publicar una novela, algo que no está al alcance de cualquiera. Para conseguirlo, deberás esforzarte. No hay atajos. Se trata de una ecuación muy simple. El esfuerzo durante un cierto periodo de tiempo —esto es, escribir todos los días durante el tiempo que sea necesario— se traducirá de forma automática en un resultado —tu novela—. Que nadie…

Que no sea una carga

Creo que todos los escritores hemos cometido el mismo pecado cuando empezamos: queremos escribir tanto que convertimos la escritura en una obligación, en una carga.  El problema es que, tarde o temprano, querrás librarte de esa carga. Me ha pasado. Uno termina preocupándose tanto de escribir, que ya no disfruta de ello.  La clave está en que la escritura siga…

También puedes lanzarte

A veces, toda tu planificación y preparación no basta.  Por un motivo u otro, nada sale como estaba previsto y tienes que improvisar. Como escritor, esto es algo que has experimentado muchas veces en el papel (o en la pantalla). Ante esta situación, puedes lamentarte de cómo se han desarrollado los acontecimientos. También puedes buscar culpables. Unas veces serán circunstancias…