Balance mensual nº 42: Junio 2017

Palabras escritas

  • Ficción: 3.270 nuevas palabras, un 32% más que en el mes anterior. Total anual: 41.068 palabras.
  • No ficción: 12.203 nuevas palabras, un 19% más. Total anual: 65.038 palabras. 
  • Total mensual: 15.473 nuevas palabras, un 21,8% más que en el mes anterior. Total anual: 106.108 palabras.

La producción de ficción ha mejorado algo con respecto al mes anterior, pero todavía me encuentro cifras más que paupérrimas, como explicaré en la parte de objetivos. En cuanto a la no ficción, he avanzado algo en mis proyectos de no ficción y he mantenido la publicación regular de esta bitácora, con algunos hitos que luego comentaré. En conjunto, todavía estoy encontrando mi nueva rutina de vida y eso se nota.

Objetivos en curso del primer trimestre

  • Escribir el cuarto libro de La amenaza treyana, La Guerra del Ayer. El mes pasado di con el nuevo esquema del libro, pero es un esquema mucho más complicado que el original y eso se nota. Mis otros libros los escribí muy a ciegas, pero en este necesito saber bien cómo encajan todas las partes y estoy tardando más de la cuenta. ¿El resultado de todo esto? Muy pocas palabras nuevas dedicadas a la novela, no llegando ni a un capítulo. Por eso, ahora que comienza un nuevo trimestre, voy a reorganizar mis prioridades y hacer de La guerra del Ayer mi único objetivo, por lo que espero poder contaros mis avances muy pronto.
  • Sacar la versión en papel de Prisioneros del Futuro. El único objetivo cumplido del trimestre, pues la saqué a la venta el pasado día 13. Sigo esperando que llegue mi copia, pero al menos ya todos mis títulos importantes están en papel.
  • Publicar Cómo autopublicar tu libro. He avanzado bastante con este proyecto, pero siempre hay algo que me impide poder dedicarme por completo a él. Así pues, voy a postergarlo un tiempo, como os contaré el próximo viernes en el balance del trimestre.
  • Acumular un mes de adelanto en esta bitácora. No he logrado nunca acumular más de una semana de adelanto, pero sí he notado que la planificación previa y escribir las entradas con antelación ha hecho que Confesiones de un escritor ya no sea un dolor de cabeza para mí. De hecho, tengo todo el mes de junio pensado y tiempo asignado en el mes para escribir esas entradas, lo que es muy liberador, comparado con mi anarquía anterior. Si tan solo pudiera hacer algo parecido con la ficción…

Resumen

Junio no ha sido un mes intrascendente, como demuestran los anuncios que hice aquí y aquí. Sin embargo, otras cosas han tomado prioridad sobre la escritura y eso no me gusta. Tengo muy claro qué quiero hacer y cómo, pero en estos días me falla constantemente el cuándo. Ahora en julio llega mi cumpleaños y es momento de repensarlo todo, así que el próximo viernes replantearé todos mis objetivos y prioridades para poder centrarme en lo que realmente importa y lo que quieren mis lectores: nuevos libros con mi firma.

Como ya he dicho alguna vez, todo lo demás es literatura. 

¡Feliz escritura!

Imagen: Dafne Cholet vía Flickr.