Cómete el elefante

Hoy voy a compartirte un pequeño truco para cuando se te haga un mundo la escritura. Mi objetivo siempre es hacer al menos mil palabras al día (que lo cumpla o no es otra cuestión) y si haces un poco de matemáticas verás que esa cifra supone terminar el primer borrador de una novela en un plazo de dos a cuatro meses dependiendo de la extensión que le quieras dar. Mil palabras es también un número muy redondo y una buena meta para crear un hábito de escritura.

Pero no siempre es fácil conseguir mil palabras. A veces el tiempo pasa y sigues atascado en el mismo punto, o las ideas no llegan, o sientes que todo lo que se te ocurre no vale para nada. Para esos casos, te propongo que uses el siguiente truco, que voy a ilustrarte con una pregunta retórica.

¿Cómo te comerías un elefante? 

Piensa la respuesta, yo te espero.

(Y no, no te estoy incentivando a comer carne de elefante; puedes sustituirlo por el animal gigante que peor o mejor te caiga).

La respuesta es muy sencilla: bocado a bocado. Cuando te enfrentes a una tarea que parece imposible, el modo más sencillo de realizarla es dividirla en otras más pequeñas. Comerse un elefante es algo abrumador, pero comerse un solo bocado no lo es tanto. Después de ese bocado va otro y luego otro, de forma que cuando quieres darte cuenta ya te has comido una pierna, y después otra. Entonces ves que ya llevas medio elefante y que tampoco era para tanto.

Con una novela ocurre lo mismo. Tu libro es el elefante que debes comer, esa tarea que te abruma y por eso lo dividimos en tareas más pequeñas, como escribir mil palabras al día. No puedo escribir una novela en un día, pero sí que puedo escribir mil palabras.

De la misma forma, también puedes considerar esas mil palabras como un elefante y trocearlas de nuevo. Puede que no seas capaz de escribir mil palabras seguidas, pero estoy seguro de que puedes escribir doscientas. Al fin y al cabo, eso son dos o tres párrafos o un diálogo un poco extenso. Puedes hacerlo, no me cabe duda. Después solo tienes que hacerlo otra vez. Y luego otra, hasta que completes tu elefante

Así completé yo mi elefante de mas de mil palabras ayer, en tres pequeñas sesiones repartidas a lo largo del día. ¿Qué me dices? ¿Te apetece comer elefante? 

Mañana, más. ¡Feliz escritura!

—————————

Lunes, 18 de septiembre de 2017

Días seguidos publicando en el blog: 57

Días seguidos escribiendo ficción: 1. Mejor racha: 3

Días seguidos por encima de mil palabras: 1. Mejor racha: 3

—————————

Imagen: Jesse Schoff en Unsplash

  2 comments for “Cómete el elefante

Comments are closed.