Con un poco de ayuda de nuestros amigos

Creo que en alguna ocasión he citado aquí la inmortal frase de Barrio Sésamo«Solo no puedes, con amigos sí».

La escritura es una actividad solitaria por definición, pero puedes paliar esa soledad relacionándote con otros escritores.  

En mi caso, puedo decir que soy más que afortunado de tener a dos colegas y amigos como Alberto Meneses y Jaime Blanch. Gracias a ellos he aprendido muchas cosas y cuento con un par de lectores críticos pero constructivos como pocos.

Sobre todo, me espolean a escribir y esforzarme más. No siempre lo consigo, pero con dos tipos como ellos de modelos, algo se me pegará seguro.

Lo bueno es que no soy yo solo el que aprende con ellos. Gracias a nuestro podcast Charlas de Autopublicación, hemos inspirado a mucha gente a dar el paso y publicar. Varios nos lo han contado en los comentarios, y alguna incluso nos ha prometido un ejemplar de su libro.

Pero lo mejor del podcast es la oportunidad de aprender de otros escritores y escritoras que van muy por delante de nosotros. No voy a revelar aquí todavía el nombre de la primera entrevistada, porque no sé si será esta semana o la siguiente cuando lo publiquemos.

Sí puedo decir que ha sido una entrevista genial, de la que hemos aprendido mucho y que nos ha puesto nuevas metas que superar. Metas que ahora nos parecen tan inalcanzables como el punto en el que estamos ahora nos lo parecía cuando empezamos.

Hemos llegado hasta aquí. Claro que podemos llegar hasta allí.

Con un poco de ayuda de nuestros amigos, los lectores. 

Mañana, más. ¡Feliz escritura!

Imagen: rawpixel en Unsplash