Confesiones de un escritor – Día 28

Creo que este sábado ha sido balsámico para mí, porque he podido dormir una siesta de esas que en mi pueblo llaman de pijama y orinal. Hacía tiempo que no podía dormir a placer después de comer y hoy me he dado el gusto, durmiendo una cantidad indecente de horas. Parece que mi cuerpo necesitaba su descanso.

También es cierto que me he permitido ese lujo porque había hecho mis deberes. Más de mil palabras en el proyecto secreto, que avanza a buen ritmo y espero llegar a cumplir el plazo. Lo bueno es que ya estoy alcanzando el ecuador de la parte de la que necesito datos; para el resto del libro solo necesito mi imaginación, por lo que espero que vaya más rápido. Veremos cómo se da la semana.

Quería haber hecho más cosas, pero el monstruo de la siesta se interpuso en mi camino, por lo que las dejaré para mañana. Lo que sí hice fue compartir con la familia y disfrutar de una rica cena junto a ellos, en la que vimos una gran película: Captain Fantastic. Si no la conoces, aquí tienes el trailer.

Mañana domingo, más. ¡Feliz escritura!

—————————

Sàbado, 20 de agosto de 2017

Días seguidos publicando en el blog: 28

Días seguidos escribiendo ficción: 2. Mejor racha: 2

Días seguidos por encima de mil palabras: 2. Mejor racha: 2

—————————

Imagen: Ilya Ilyukhin vía Unsplash.