Confesiones de un escritor – Día 4

El día de hoy ha sido una vuelta a la rutina creativa. No he podido dedicar todo el tiempo que quisiera a la escritura, aunque hoy pude sacar cuarenta minutos al inicio de la jornada para escribir casi setecientas palabras, cosa que el día anterior me resultó imposible. Y menos mal que lo hice, porque después fue un día caótico y me resultó imposible ponerme de nuevo con la ficción. Así que hoy me quedo de nuevo por debajo de las mil palabras, pero algo pude escribir; me quedo con eso, porque todo suma y sigue siendo más de lo que tenía cuando me levanté.

El dedicarse primero a la tarea más importante es uno de los trucos más comunes para aumentar la productividad como escritor, y lo voy a ir aplicando con mayor ímpetu en estos próximos días, ya que mis tardes están revelándose imprevisibles. De esta manera confío en retomar mi racha de días por encima de mil palabras.

De lo que no tengo queja ninguna es de la racha de publicación en el blog. Cuatro días y contando, ya tengo un diez por ciento del reto cumplido. Todavía me queda mucho por delante, cierto; sin embargo, el comienzo está siendo muy bueno. Ahora tengo que trasladar ese impulso a la escritura de ficción. Al fin y al cabo, ese era el objetivo.

Mañana intentaré tener más cosas que contar; si hay algo que quieras saber o te llame la atención de este reto, puedes preguntarme en los comentarios. 

¡Feliz escritura!

—————————

Miércoles 26 de julio de 2017

Días seguidos publicando en el blog: 4

Días seguidos escribiendo ficción: 1. Mejor racha: 2

Días seguidos por encima de mil palabras: 0. Mejor racha: 2

—————————

Imagen: Ilya Ilyukhin vía Unsplash.