Cuando no se te ocurre nada para escribir

En ese caso, tienes dos opciones.

Puedes dejarlo para otro día. Puede que con una noche de sueño recargues las pilas.

O puedes apretar los dientes y escribir de todas formas. Aunque lo que salga sea malo o repetitivo, aunque cada palabra cueste horrores.

En The war of art, Steven Pressfield dice que el profesional es el que sigue apareciendo cada día, y que derrota a la Resistencia siendo más decidido y más implacable que ella.

No hay ningún secreto para convertirte en un profesional. Tan solo debes decidirlo y, después, actuar en consecuencia.

Es un proceso sencillo, pero no es fácil. Nada bueno en la vida lo es.

Mañana, más. ¡Feliz escritura! 

—————————

Miércoles, 18 de octubre de 2017

Días seguidos publicando en el blog: 87.

Días seguidos escribiendo ficción: 10. Mejor racha: 10.

—————————

Imagen: Austin Ban en Unsplash