Esto marcha

La Guerra del Ayer va avanzando a paso lento pero seguro y ya he igualado mi mejor racha desde que empecé con este reto. Y lo mejor es que la historia me va sorprendiendo con giros inesperados. Todavía no me he salido de los esquemas que preparé a principios de mes, pero el capítulo que terminé ayer me ha dado una agradable sorpresa, con uno de los personajes apareciendo (casi) inesperadamente al final del capítulo para poner en aprietos a otro personaje.

No es que sea una escena muy memorable ni nada por el estilo, es solo una muestra más del refrán aquel de Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad. Pues aquí tenemos a un personaje emborrachándose y soltando verdades, con lo que aquellos que ya han leído los tres tomos de La amenaza treyana ya tienen una pista para saber quién es.

Como decía, lo divertido es que esa intervención no estaba prevista en ningún lado, ni se me había ocurrido hasta el momento en que empecé a escribirla. Ahí tienes un ejemplo práctico de la gran ventaja de escribir a ciegas, que te sorprendes tú mismo de lo que escribes y de lo bien que encaja todo.

Que coño, lo voy a contar.

Bueno, no todo, pero sí algo. El caso es que tenía a los tres personajes de esa escena entrando en una sala y dentro de la descripción de esta metí un mueble-bar. Mientras dos personajes se enzarzan en una discusión en la que uno tiene que medir sus palabras para que el otro no se entere, el tercer personaje se acerca sin que nadie le vea al mueble-bar, agarra una botella y se pone a beber. Cuando ya lleva unos cuantos tragos, se mete en la conversación con dramático resultado.

Cierto, no es nada del otro mundo. Sin embargo, haber empezado el día sin saber qué iba escribir y que la escena (con todo el bagaje que lleva detrás, porque cada personaje está actuando según su propia personalidad y con sus propios objetivos) haya surgido así de la nada es algo tan increíblemente mágico que me maravilla y me cuesta creer, aunque lo haya vivido en mis carnes.

Me encanta ser escritor. 

Mañana, más. ¡Feliz escritura!

 

—————————

Miércoles, 20 de septiembre de 2017

Días seguidos publicando en el blog: 59

Días seguidos escribiendo ficción: 3. Mejor racha: 3

Días seguidos por encima de mil palabras: 3. Mejor racha: 3

—————————