Hay tesoros en todas partes

Cuando estás escribiendo, es bueno que te aventures en territorios inexplorados. 

Una de las máximas inglesas relacionadas con la escritura que más me ha quedado grabada es same is lame, que viene a significar que las cosas iguales son aburridas. Al fin y al cabo, ¿necesita realmente el mundo otra versión del best-seller de moda del momento?

La originalidad es muy difícil de conseguir, pero no la vas a lograr si vas por el mismo camino que todos los demás. 

Explorar nuevas vías y nuevas historias tiene una ventaja adicional. Si eres el primero que explora esos terrenos, puedes dar con una mina de oro o con algún tesoro comparable. Hay tesoros en todas partes, solo tienes que buscarlos. 

Como en la imagen superior. ¿Vas a decirme que ahí no existe una historia increíble esperando ser contada?

Salte del camino seguro y adéntrate en territorio desconocido. Las recompensas merecen la pena.

Mañana, más. ¡Feliz escritura! 

Imagen: David Kovalenko en Unsplash