No intentes hacer multitarea, no puedes

En la época hiperconectada en la que vivimos, el mito de la multitarea está presente en todas nuestras percepciones. Tenemos que hacer más, tenemos que hacerlo todo a la vez.

Es mentira, no se puede. No existe la multitarea, lo que haces es cambiar entre una tarea y otra.

No puedes escribir tu historia y parar un segundo para actualizar tu blog. Rompe tu concentración profunda y eso no le gusta a la Musa.

Cada vez que cambias de tarea, tu cerebro se adapta a ese nuevo cometido. Todos esos cambios repercuten en tu rendimiento y terminan cansando a tu mente de simio, que lo único que quiere es jugar con otra cosa nueva y brillante.

Para controlar esos impulsos, hace falta decisión y dar el primer paso, que es el más crítico para romper la inercia. Recuerda las leyes del Newton creativo.

Haz una cosa primero y, solo cuando termines o hayas llegado a un punto satisfactorio, cambias y pasas a otra. 

Hazlo durante el suficiente tiempo y verás como los resultados terminan avalando tu comportamiento. 

Mañana, más. ¡Feliz escritura!

Imagen: rawpixel.com en Unsplash