Por ahí se escapa, por ahí se pierde…

…por ese camino del que nunca vuelve, se aleja y desaparece… 

En la canción de Danza Invisible era el amor, pero en este artículo me refiero al tiempo.

Ya he dicho en alguna ocasión que el tiempo es tu recurso más limitado, y tienes que vigilar dónde inviertes el tuyo.

La lógica es muy sencilla. El tiempo que emplees en cada una de tus actividades jamás volverá, por lo que tienes que asegurarte de que esas actividades valen la pena.

O terminaras 2017 como has hecho tantos otros años, mirando atrás para encontrar que tu lista de logros es mucho más corta de lo que querrías.

El momento para empezar a usar bien tu tiempo no es el 1 de enero, es ahora. 

Mañana, más. ¡Feliz escritura! 

Imagen: Ben White en Unsplash