Trabaja en lo que importa

Puedes trabajar muy duro, pero si lo haces en las cosas que no importan no harás ningún progreso verdadero.

Cuesta sacar esa chispa que impulsa tu creatividad. Cuando la obtienes, no puedes gastarla en tareas que no son importantes. 

Puedes justificar casi todo, pero cuando pasa un día más sin que trabajes en tu libro, tu castillo de naipes se derrumba solo.

Es una cuestión de elegir. Puedes aumentar tus seguidores en redes sociales, o puedes escribir tu libro.

Y sí, también puedes elegir escribir en tu blog todos los días, o puedes elegir acabar tu libro. En ese sentido, yo tengo una decisión ya tomada y cada día queda menos para llevarla a cabo.

Pero no me tomes como modelo ni te compares conmigo, porque tu carrera y situación es única, igual que la mía. Mis decisiones son fruto de mis circunstancias.

Las tuyas también deben serlo de las tuyas. 

Mañana, más. ¡Feliz escritura!

Imagen: Ramón Salinero en Unsplash