Vuelva usted mañana

Hoy toca entrada corta para mantener la racha e informar de mis avances en La Guerra del Ayer. Después de la reunión del domingo, tuve otra igual de fructífera el lunes, dedicada a perfilar la primera parte de la novela que, aunque quizá no debiera ser así, es la que tengo menos hilada. Y en esa reunión mi yo editor me apuntó, con muy buen criterio, que hay un cabo suelto de Proyecto Armagedón que no puedo dejar colgando. Así que llevo desde entonces pensando cómo encajarlo en la historia. No es algo excesivamente complicado en términos de plot, pero tengo que encontrar un motivo para tratar ese cabo suelto y, lo más importante, una motivación para el personaje.

Así que tengo a mi subconsciente trabajando en ello, para volverme a reunir el miércoles y solucionar el tema. Además, hoy ha sido un día absorbente y exigente en el nuevo trabajo y me viene bien ocupar la mente en otra cosa, así que me voy a dedicar a leer, que tengo demasiadas lecturas en curso, incluyendo el último libro de mi colega Jaime Blanch. Ya os contaré.

Y por cierto, hoy soluciono una cosa que me venía molestando estos últimos días: la fecha de las rachas que incluyo al final de cada entrada. Evidentemente, correspondía a la fecha en que eran escritas, no cuando eran publicadas. Sin embargo, no quiero terminar liándome (ya he dudado un par de veces) así que hoy engancho los dos días y desde mañana la fecha se corresponderá con la fecha de publicación de la entrada. Así estará más claro.

¡Feliz escritura!

—————————

Martes 5 – Miércoles 6 de septiembre de 2017

Días seguidos publicando en el blog: 45

Días seguidos escribiendo ficción: 0. Mejor racha: 3

Días seguidos por encima de mil palabras: 0. Mejor racha: 3

—————————